alejandrasalasasesoria

¿Sufres del “qué me pongo” festivo?

Cenas, reuniones e intercambio de regalos. No solo es un “qué me pongo” para el día de Navidad o Noche Buena, hay muchos otros compromisos Pre-Navideños que pueden abrumarnos y a nuestro armario también. Por lo que un poquito de inspiración nunca viene mal. Empieza la temporada más ajetreada del año y con ella elementos de la vestimenta festiva que vuelven a resurgir. Eso si, los elementos pueden ser los mismos, pero su uso y combinaciones varía con cada tendencia. Y aquí te daré un pequeño recuento de lo que podremos ver este año y así tal vez ayudarte con tu “qué me pongo” festivo.

Algo muy común para las festividades es volver a ver el terciopelo, el satín y las lentejuelas. Las tres variables que hacen de la temporada festiva un momento único en el año, también desde la perspectiva de la moda. Es una época en donde el exceso en cualquier look está completamente justificado; en donde un extra de brillo o glamour no viene mal. Por lo tanto, las tendencias festivas se apegan al mismo camino.

Shine Bright

El brillo vuelve en los clásicos vestidos minis o cortos, además texturizados con lentejuelas, ya habituales en las temporadas navideñas. También, en todo tipo de prendas metalizadas desde pantalones hasta zapatos. Las lentejuelas siempre serán una opción más divertida y relajada, mientras que las prendas metalizadas darán el toque arriesgado y trendy a cualquier look.

Blusa Mango metalizada. Tendencia nostalgia de los 90.

Recuerda que puedes adaptar cualquier tendencia a tu estilo personal. ¿Cómo? Regulando ese color, textura, o material mencionado hasta que te sientas lo suficientemente cómoda para usarlo. Por ejemplo, en el caso de las prendas metalizadas puedes comenzar con algún accesorio como zapatos, o un ligero toque en la prenda antes que comprarte un pantalón o vestido totalmente metalizado.

Hablemos de texturas

Otro de los básicos de temporada en cuanto a materiales y texturas es el terciopelo, que regresa en vestidos cortos con cuello en V o escotes profundos.  También, en escotes de espalda y con detalles como el drapeado, cruzados o nudos.

Vestido terciopelo drapeado.

Por otro lado, el satín retorna para Navidad con la nostalgia de los años 90. Tendencia que llegó fuerte desde hace algunos meses. Lo vemos en vestidos lenceros en todos sus largos, minis, midi o tobilleros. El satín se incluye en otras prendas como monos o jumpsuits, sastrería y faldas midi.    

Vestido satinado Zara

Soy cero brillos: traje sastre y matching set

Si en cambio, eres de las mujeres que detesta el brillo, tranquila que también hay opciones en tendencia para ti. La sastrería puede ser una gran opción y el traje sastre sigue presente también en temporada festivas. Un vestido-blazer es otra elección que puede ayudarte a verte elegante y sobria durante tus compromisos navideños. Una tendencia válida aún más si las usas en planes como cenas de trabajo.

Vestido-Blazer. La sastrería seguirá en tendencia úsalo para looks más sobrios.

Aquí podemos incluir a los matching sets o conjuntos de dos piezas en bloques de colores o tweed. Con la tendencia noventera de los matching sets podrás armarte un look fácil y elegante en poco tiempo, ideal para solucionar el «qué me pongo» festivo.

Punto y más punto

Para los países en donde Navidad significa también invierno, el punto siempre ha estado presente. Pero este año lo encontramos en prendas divertidas como pantalones acampanados, sacos oversized y hasta en tops. Puedes utilizarlo al mezclarlo con otras tendencias (brillos y metalizados) o si quieres darle ese toque comfy a tus compromisos con familia y amigos.

Top puntos

Empieza el año con algo de tendencia, pero sobretodo empieza el 2022 como lo mereces: siendo tú mismo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>